Viernes 5 de Marzo de 2021

  • 26.1º
  • Mayormente nublado

26.1°

El tiempo en Tucumán

MUNDO

30 de agosto de 2016

“Me odio mucho, quiero morir”: los tristes dibujos de una niña que intentó suicidarse por bullying

La pequeña de 12 años no podía soportar el despiadado bullying que le hacían en la escuela…

Aunque pueda ser una de las mejores etapas de nuestra vida, el colegio siempre ha tendido en ser un momento difícil para algunas personas que han sufrido de bullying a lo largo de los años. Esta es la historia de Tayla, una jovencita de 13 años que ha compartido el tremendo dolor y sufrimiento por el que ha pasado en su centro educativo, a través de dibujos con mensajes bastante fuertes. Todo lo que pasó la llevó a punto de casi suicidarse.

Tayla es como muchas chicas de 13 años, está comenzando a vivir y descubrirse a sí misma. Pero, desgraciadamente para ella no ha sido nada fácil ya que ha sufrido de bullying en el colegio.

37B4210E00000578-0-image-a-116_1472537038490 2

SBS/Youtube

Ella ha compartido su sufrimiento a través de dibujos con mensajes que le decían algunos niños y sus sentimientos de “querer morirse antes de seguir viviendo esta pesadilla”. Todas estas torturas que ha recibido han forzado a su familia en mudarse a una nueva locación, para ayudar de esta manera aTayla.

En un episodio de “The Feed”, Tayla cuenta que llegó a un intento de suicidio cuando el bullying que recibía se salió de control.

37B4210500000578-0-image-a-121_1472537057497 2

SBS/Youtube

Su madre soltera, Kali, confesó que si la hubiera dejado en ese colegio su hija ya estaría muerta el día de hoy. “Ninguna madre quiere ver a sus hijos pasar por ese tipo de cosas, cuando vi sus dibujos no sabía qué hacer”, cuenta.

En los dibujos podemos ver a una chica, con cabello marrón, acompañada de oraciones como “me odio mucho, quiero morir”.

37B4210900000578-0-image-a-122_1472537064448 2

SBS/Youtube

-Rara, rara, rara, rara

-Eres una bebé y lloras como una también.

 

La jovencita comentó que los demás estudiantes de su ex colegio la llamaban “rara”, y otros nombres mucho más ofensivos. Y le decían que es mejor que se ahogara.

“Quería morir, quería irme de este mundo y nunca más regresar”, dice Tayla a través del programa.

A pesar de todos estos malos y sobre todo difíciles momentos, la chica ha recibido la ayuda que necesita. Su familia la mudó a otro lugar, donde el bullying recibe un castigo mayor.

¡BASTA AL BULLYING!

 

 

COMPARTIR:

Comentarios